Homepage

Querido lector:

Quizás no estés de acuerdo con lo que vas a leer, pero puesto que la realidad no es más que una mera esclava de la percepción individual de cada uno, no podrás negar que las siguientes palabras describen al menos mi verdad. No pretendo que la entiendas, ni que estés de acuerdo con ella. Es más, puede ser que en muchos casos te parezca incongruente, hasta el punto de no llegar a encontrarle el sentido. Sin embargo, debo advertirte de que será entonces, cuando estés más cerca de comprenderla.

Déjame acercarte a mi realidad.

Es nuestra imaginación la que se esfuerza en vestir las cosas, pero las cosas son divinamente desnudas.

Marguerite Yourcenar